CALENDARIO ROMANO

uhr online reloj pagina web

domingo, 27 de noviembre de 2011

AMINA ALAOUI Y CRISTINA BRANCO: EL FADO, EL LATÍN Y EL GRIEGO, PATRIMONIO INMATERIAL DE LA HUMANIDAD


Este fin de semana el fado ha sido declarado patrimonio inmaterial de la humanidad.

Aquí tenéis un ejemplo de fado cantado por Amina Alaoui. ¿Un fado en árabe? Sí, es posible; para la cultura, para la música no hay fronteras...
En este disco, Arco Iris, encontramos el laúd andalusí, la guitarra flamenca y el mandolín fadista con tres idiomas: el español, el árabe y el portugués.
El fado parece un homenaje al que fuera rey de de la taifa de Sevilla... y uno de los mejores poetas que alumbró Al-Andalus. Destronado y desterrado por los almorávides en Fez, terminó sus días en la pobreza y escribió admirables versos llenos de añoranza por su ciudad natal. Por cierto, -y aquí añado el comentario de un amigo- "es curioso que al lado de la poesía castellana del medievo, bastante escasita (bien hizo Borges en llamar "rústico" al Mío Cid, que como epopeya es bien pobre), lo mejor lo escribiesen gentes de las "otras" religiones, como el tudelano Yehuda Ha-Levi, u otro judío, Don Sem Tob de Carrión, que aunque lo hizo en castellano, es sistemáticamente omitido de los planes de estudio". Y aunque no esté en nuestros planes de estudio, también forman parte de nuestro pasado.



A los amantes de la buena música nos sorprende que hayamos tenido que esperar al 2011 para que el fado obtenga ese "premio".
El latín y el griego aún no lo tienen. Así que desde Italia han decidido impulsar una campaña en esa dirección. Nos unimos a ella. A la derecha he puesto el manifiesto en varias lenguas, entre ellas el latín y el griego.
El enlace para firmar la petición es:

http://www.vivariumnovum.net/unesco


Y termino con otro fado de Cristina Branco, en homenaje a todas las lenguas y músicas que nos permiten comunicarnos, "vivas", mientras nosotros lo estemos. 

jueves, 24 de noviembre de 2011

LA ÉPOCA HELENÍSTICA


Con Filipo y Alejandro Magno llega la unificación de toda Grecia por primera vez, eso sí, bajo el yugo de Macedonia. Y Alejandro, insatisfecho, volverá sus ojos hacia Persia y Oriente. Tal vez ni siquiera Alejandro Magno fuera consciente de lo que buscaba realmente; tal vez sólo escapaba de sí mismo o de su madre Olimpia. En todo caso, sus conquistas, su muerte temprana le convirtieron en un mito.

La versión más cercana en el tiempo es la de Stone que habéis visto; una, curiosa, es la del año 1956 de Robert Rossen, inferior en medios, aunque tiene alguna escena interesante y nos ofrezca al comienzo a esos griegos que no se ponían de acuerdo y a un Alejandro que escuchaba con interés a Aristóteles, deseoso de convertirse en el heredero no sólo de su padre, sino también de toda la cultura griega.




Sí, porque, tras su muerte, dejó algo más: una nueva época, la helenística, que será la transición entre la Grecia clásica y la Roma imperial, muy bien reflejado en esta escena inicial de la película de Oliver Stone, donde el rey Ptolomeo I nos habla desde Alejandría...

video


Alejandría, ciudad fundada por el propio Alejandro al norte de Egipto en la costa mediterránea, será el centro, junto a otras como Pérgamo, de una nueva explosión cultural que extenderá el mundo griego por Oriente mezclándose con él; Oriente y Grecia se convertirán en uno sólo. Tal vez fuera ese el sueño de Alejandro o, al menos, esa fue la propaganda que quiso legar a la posteridad.





Las aportaciones culturales que nos ha dejado el helenismo van mucho más allá de lo que podríamos suponer. Roma heredó la cultura griega, pero no fue la de la Atenas del siglo V a. C. sino la cultura griega transformada y adaptada a los nuevos tiempos. Una cultura, una época intelectual que aportará mucho más en ámbitos científicos (Eratóstenes, Ptolomeo, Arquímedes...) que literarios (Calímaco, Teócrito, Menandro), aunque ambos influirán y mucho en el mundo latino que acabe conquistándolo. Con la muerte de Cleopatra VII morirá la última descendiente de los Ptolomeos, pero no morirá con ella una visión del mundo que con ayuda de Roma llegará a todo el Mediterráneo.

jueves, 17 de noviembre de 2011

TRABAJO ALEJANDRO MAGNO


TRABAJO CÉSAR AUGUSTO Y OVIDIO


El plazo de presentación del trabajo será el 25 de noviembre. Tenéis que contestar a las preguntas que os facilito este viernes. Contará, y mucho, la originalidad, la presentación, y por supuesto, el contenido.
Aquí tenéis el documental.


¡Buen fin de semana!

miércoles, 16 de noviembre de 2011

NOVEDADES EN EL EXAMEN DE P.A.U. DE LATÍN



Novedades muy importantes que afectan a la pregunta de literatura. ¿La razón?
Oficialmente se apoyan en una normativa interna, no publicada, que dice: "los ejercicios se basarán en el currículum de segundo de bachillerato, no pudiendo las comisiones eliminar contenidos de la prueba". Por tanto, según dicen, los cinco temas propuestos suponen una ilegalidad -pregunta que me hago: ¿por qué en latín y no en griego? En fin, no demos ideas...- ya que habría que incluir el derecho romano, la romanización y todos los géneros literarios. Al final -lo del derecho romano y la romanización les debió parecer un exceso- redactaron en el acta lo siguiente: "La pregunta 5ª versará sobre Roma y su legado atendiendo especialmente a los géneros y sus autores. En la valoración de la pregunta se tendrá en cuenta la correcta elaboración y redacción de la respuesta".
¿Extraofialmente? La llegada de un nuevo coordinador, D. Vicente Cristóbal, uno de los mayores expertos en literatura clásica y su influencia en la literatura española, profesor que tuve cuando estudié latín en la facultad, que quiere dar a la literatura la importancia que merece.

El próximo 10 de enero presentarán los modelos de examen con estas nuevas directrices:

      Los géneros en poesía: 

            a) Épica:  Ennio, Nevio, Virgilio, Catulo (epilios), Ovidio (Metamorfosis), Lucano, Silvio Itálico, Valerio Flaco, Claudiano, Juvenco y Prudencio. (en negrita los más importantes)
Os he dado hasta ahora sólo Virgilio, Ennio, Nevio y Lucano junto a Silvio Itálico y Valerio Flaco. El resto intentaré darlos antes de Navidades.

            b) Didáctica. Fábula: Fedro.

            c) Bucólica.

            d) Lírica: Horacio, Catulo, Prudencio. A Prudencio le dedicaré un monográfico, visto el interés que tienen en que sepais de él... es ironía... pero lo haré.

            e) Sátira: Horacio, Persio, Juvenal. (Persio el menos resaltado por el coordinador)

            f) Elegía: Tibulo, Propercio y Ovidio. Este tema lo daré el martes, seguramente.

            g) Teatro: Plauto, Terencio, Séneca.

            h) Epigrama de Marcial. (Nos animó a que los alumnos hicieran en latín epigramas en su tiempo libre, " como haikus o como textos para galletitas de la suerte") Este tema os lo daré antes de Navidades y después de los exámenes finales y así nos divertimos haciendo haikus... Es ironía..., pero podemos hacerlos, si os apetece.

     Los géneros en  prosa: 

           a) Historiografía: César, Salustio, Tito Livio, Tácito y Suetonio.

           b) Epistolografía: Cicerón y Séneca.

           c) Retórica y oratoria: Cicerón y Quintiliano.

           d) Prosa filosófica: Cicerón y Séneca.

           e) Novela: Petronio.

El alumno debe redactar un folio situando a los autores en el género, en su época, hablando de su obra.

En resumidas cuentas, la pregunta 5ª pierde su tipología y adopta nuevos formatos. 

Sobre los textos de traducción, recordó que puede entrar cualquier autor, incluso del siglo XX o de autores cristianos.

Ejem...
¿Mi opinión?
Voy a quedarme callado, mejor. Aunque ya he ido soltando pullas.
Sobre todo, lo de avisarnos y avisaros a finales de noviembre. Lo comentamos el viernes, pero si leéis esto antes, ya sabéis lo que tenéis que ir preparando para una pregunta de literatura que va a ser MUY exigente y un texto a traducir que puede depararos una sorpresa con el autor seleccionado... sobre todo si está aún vivo. ¿Qué os parece que traduzcamos a Benedicto XVI? Es ironía..., aunque alguno os traeré.
Esto supone en la práctica que tendréis que hacer exámenes de literatura, al menos dos durante el segundo trimestre, y un tercero después de semana santa.

lunes, 14 de noviembre de 2011

ELECCIONES EN LA ATENAS DE PERICLES Y EN LA ROMA DE LOS GRACO


A una semana de nuestras elecciones y en plena campaña electoral, me parece muy conveniente hablar de las elecciones que se celebraban en Atenas en el siglo V a.C. y las que se celebraron en Roma durante varios siglos antes de que el Imperio acabara con el sistema repúblicano.

ATENAS:

La democracia en Atenas era un sistema complejo con graves carencias y grandes virtudes. Aquí tenéis varios esquemas:

El poder legislativo:




El poder ejecutivo:



El poder judicial:  LA HELIEA


6000 ciudadanos que formaban parte de los jurados, elegidos por sorteo. Todos los ciudadanos con el paso del tiempo podían ser jurado y jueces y se evitaba la compra de un jurado por medio de un sistema muy complejo que hacía inviable y absurdo influir en su decisión, ya que nunca se podía saber por el sistema de votación si el voto del jurado al que habías corrompido iba a valer o no. Recibían un sueldo por el día o días perdidos en Atenas -excelente idea de Pericles, según parece- que permitió que todos los ciudadanos, pobres o ricos, pudieran participar.

Sus carencias eran evidentes para un ciudadano actual. Los esclavos, los metecos o comerciantes y las mujeres estaban fuera. Su capacidad de decisión era nula. El sistema funcionó mientras tuvo políticos inteligentes como Pericles; en el momento en que cayó en manos de demagogos e incompetentes, no pudo sobrevivir.
Las ventajas tienen mucho que ver con que nos encontramos con una democracia directa, algo que sólo es posible cuando el número de ciudadanos es bajo. Al ser una democracia directa todos acababan participando activamente en ella; en una democracia indirecta toda la responsabilidad se diluye en los representantes elegidos, muchas veces construyendo sistemas COMO EL NUESTRO en donde los minoritarios quedan excluidos de manera muy sutil de la toma de decisiones.


ROMA:

En Roma no había democracia; podemos hablar más bien de una oligarquía -una minoría senatorial integrada por los patres que luego incluiría a plebeyos enriquecidos- que se encargaban junto al apoyo de sus clientes de dirigir el cotarro y tomar las decisiones que estimaban oportunas para sus intereses.
En este documento -que en una primera parte vuelve a mostraros la historia de Roma- entre la página 12 y la 22 os resume las diferentes magistraturas y el papel que tenían.


Un nuevo enlace HISTORIA LAGO nos proporciona una lista de todos los cónsules de los que tenemos noticia.

Por supuesto era un sistema viciado en su origen, aunque Cicerón lo defendiera como el sistema ideal, porque tenía lo mejor de todos los sistemas: el poder de los cónsules -casi monárquico-, el poder del senado -aristocrático- y el del pueblo en las elecciones -democrático-. Su visión era parcial. El senado tenía en la práctica el poder ejecutivo, legislativo y judicial en sus manos de manera directa o indirecta. Tomaba todas las decisiones y aquellas que no podía tomar o que no compartía, las vetaba. Un aliento democrático existió en la elección del tribuno de la plebe y en las comitia curiata, verdaderas asambleas populares.



El senado y la aristocracia senatorial eran mucho más fuertes que los aristócratas atenienses del siglo VI a.C. y no permitió transición alguna hacia una democracia. Su poder político y económico fue a más; los conflictos de los más desfavorecidos no fueron satisfechos y éstos buscaron apoyo en políticos de todo tipo; sólo los Gracos fueron sinceros. Con su asesinato, serían los populistas como Mario los que llevarían la voz cantante y el ejercito como instrumento quien marcaría el futuro de un sistema que poco a poco fue entrando en franca descomposición. Guerras civiles, mafias electorales, corrupción generalizada, populismo electoral. Tras miles y miles de romanos en las tumbas, César puso las bases y Octavio Augusto cambió todo aparentando que nada había cambiado como diría Lampedusa. La república era sólo un nombre. Las magistraturas estaban vacías de contenido. Quien mandaba a partir de ese momento no era un senado que besaba los pies del gobernante, era el princeps, el emperador.


¿Y en la actualidad? Bueno, estamos en una democracia -no sólo hemos heredado el concepto griego o algunas de las instituciones romanas como el senado- democracia, eso sí, con graves deficiencias, pero no deja de serlo, aunque esté al albur de los intereses económicos y de un sistema capitalista nada democrático.
Este mensaje desde Atenas, precisamente la patria de la democracia, nos tendría que hacer pensar.




Jardiel Poncela dijo: «Desear lo vulgar es perderse en la masa maloliente del rebaño. Desear lo inverosímil es acercarse a la Divinidad. Querer lo inverosímil es ennoblecerse. Querer lo vul­gar es un envilecimiento premeditado. Amar lo vulgar es sumergirse en la oscuridad de la nada. Amar lo inverosímil es avanzar de cara hacia el sol. El joven que se inclina hacia lo vulgar nace viejo. El viejo que se inclina hacia lo inverosímil es joven. Lo inverosímil es el sueño. Lo vulgar es el ronquido. La Humanidad ronca. Pero el artista está en la obligación de hacerla soñar.»

De nosotros depende el que la democracia de la que disfrutamos pueda mejorar... o tarde o temprano entre en descomposición... Aún hay tiempo...

jueves, 10 de noviembre de 2011

HISTORIA DE GRECIA (III): GUERRAS MÉDICAS Y GUERRA DEL PELOPONESO


El siglo V a.C. comenzó con una serie de guerras entre los griegos y los persas llamadas guerras médicas.
Varias batallas, Maratón, Salamina, Platea y una derrota convertida en mítica, la de los trescientos espartanos en las Termópilas, señalan un cambio en la mentalidad griega. Los griegos toman conciencia de su libertad y se consolidan los valores que Grecia legará al futuro.


Las guerras médicas han dejado alguna versión cinematográfica potable. Admitamos que los 300 tiene encanto, y no sólo por los biceps de los protagonistas, pero es un comic, un buen comic sin duda... en la que el modelo espartano se idealiza hasta la saciedad...



De estas guerras médicas saldrán reforzadas dos polis griegas antagónicas: Esparta y Atenas.
Esparta que representa una sociedad guerrera y oligárquica frente a Atenas que nos dará el arte, la filosofía, la ciencia, la democracia...

La Acrópolis es una de sus mayores aportaciones. De Esparta no queda nada; de Atenas, aunque sean ruinas, ¡vaya ruinas!



Pericles será el último de los hombres que dará nombre a un período nuevo y apasionante. A la espera de una película digna de él -ojalá Medem pueda hacerla algún día teniendo a Aspasia y a Pericles como protagonistas-,


POSIBLE RETRATO DE ASPASIA


aquí tenemos un documental sobre sus aportaciones...



Por supuesto esta democracia tenía sus fallos: los esclavos, las mujeres estaban fuera. Atenas logrará muchas de sus riquezas con un imperialismo que se demostrará cruel y sangriento para aquellos que se rebelen contra ella. Sin Pericles...

RETRATO TRADICIONAL DE PERICLES

...que morirá de peste al comienzo de la guerra del Peloponeso, Atenas caerá en manos de demagogos y la democracia morirá de exceso. Tucídides nos dejó en su obra, Historia de la guerra del Peloponeso, uno de los mejores documentos que pudiéramos tener y, al mismo tiempo, la primera obra -de una calidad literaria deslumbrante- que podemos llamar histórica desde una perspectiva moderna.


RETRATO DE TUCÍDIDES

La guerra del Peloponeso no dejó de ser una guerra civil entre griegos. Esparta vencerá, pero será una victoria amarga. Nunca logrará imponer su modelo a otros griegos y los cincuenta años siguientes no serán más que una sucesión de enfrentamientos hasta que Filipo de Macedonia y Alejandro Magno terminen con las aspiraciones griegas de independencia. Nunca los griegos fueron capaces de crear una unidad política; sólo otros lograrán hacerlo por ellos, primero, Macedonia y, luego, Roma.
Pero los griegos no serán olvidados. Su cultura gracias a Roma llegará a todo el Mediterráneo y luego, con el tiempo, al mundo entero. Y sus aportaciones en esos campos no lograrán igualarse hasta siglos después.

lunes, 7 de noviembre de 2011

HISTORIA DE ROMA (III): EL IMPERIO


La muerte de César no detiene el proceso irreversible de una moribunda república.
Octavio, su hijo adoptivo, retomará las propuestas de su tío-abuelo, Julio César, y las consolidará.
Se apoyará sobre todo en una clase nueva: la de los caballeros, que formarán parte del funcionariado de una nueva administración que demostrará a pesar de los cambios políticos y los enfrentamientos civiles ser de una gran consistencia.
Las dinastías pasarán; entre ellas, la Julio-Claudia, que ha dado mucho juego, por supuesto. Calígula y su locura, Claudio y su tartamudez, Nerón y "su" incendio. Tácito y Suetonio, dos excelentes escritores, cada uno en su estilo, nos legaron en sus obras históricas una visión apasionante de estos "personajes". Hay muchos rostros que han dado vida a estos tipos tan extravagantes, -cómo no recordar el Nerón de Quo Vadis; tal vez el verdadero Nerón no fuera tan estrambótico, tal vez fuera mejor poeta y cantante, tal vez no incendiara Roma, tal vez... pero es un Nerón maravilloso que junto al irónico Petronio salva un peplum lamentable- ;



 ...de todos ellos me viene a la memoria con nostalgia una serie de la BBC basada en la obra Yo, Claudio de Robert Graves. Es teatral y ha envejecido algo, pero tiene momentos magníficos. Aquí vemos a Claudio y a Calígula. Ambos están impresionantes. Comprendemos porqué Claudio sobrevivió tanto tiempo; si no le hubieran gustado tanto las mujeres... hubiera vivido más... Nadie es perfecto, como diría alguno... ¡Es genial cuando dice: "se ha convertido en dios; tú también eres diosa; nosotros, no"¡



...a pesar de ellos o con ellos -también habrá buenos emperadores: Vespasiano, Trajano...



...Adriano, Marco Aurelio... -el imperio durará muchos siglos con cambios en su extensión que se reflejan en este documento





Las costumbres romanas dejarán su huella en los territorios conquistados. A este proceso se le llama romanización.
Al mismo tiempo la plebe ajena ya a la política, buscará recibir el trigo del emperador y disfrutar de los juegos (el "panem et circenses" de Juvenal)




El Imperio Romano permitirá que una lengua, la cultura grecorromana y más tarde, el cristianismo se extienda por todo el Mediterráneo: la base de nuestra civilización occidental.

Por supuesto, como todo imperio, el romano también acabará. Son muchos los factores. El final del sistema esclavista, los conflictos internos, el lento proceso de degeneración colectivo, el proceso de barbarización del ejercito, la falta de conquistas que pudieran alimentar una estructura tan costosa y compleja.
La ruralización comenzará en los siglos III, IV d. C. y eso facilitará un largo proceso de abandono de las ciudades y del comercio que había sido uno de los fundamentos de la construcción del sistema imperial, y el empobrecimiento de los campesinos y su dependencia cada vez mayor de los terratenientes, punto de partida del modelo feudal.

Una visión falsa y simplista como era de esperar en una película de Hollywood, aparece en el final de "La caída del imperio romano" de A. Mann, bastante digna, que luego sirvió de punto de partida a Gladiator. Narra la historia de Cómodo, hijo de Marco Aurelio, finales del siglo II d.C.



La orgía del comienzo de este trozo final de la película es típica de los peplum -sí, los romanos se divertían, pero no tanto. Es más un mito alimentado por los cristianos que otra cosa-, pero es interesante el diálogo final, en el minuto 8 cuando, muerto Cómodo, tres o cuatro quieren el poder ofreciendo cuanto más dinero, mejor. Eso fue cierto. Después de la dinastía Antonina, con los mejores emperadores, el poder quedó en manos de quien tuviera un ejercito o dinero. El sistema siguió funcionando después del siglo II d.C., pero los factores que ya he mencionado en los párrafos anteriores, iniciaron su declive.

Quedarán muchas cosas; muchas se olvidarán, otras se perderán para siempre. Gran parte se podrá recuperar casi diez siglos después cuando el Renacimiento vuelva a mirar a ese pasado desde una perspectiva diferente, aunque durante el Medievo nunca completamente desapareciera de Occidente.
Y ahí sigue estando... con nosotros, formando parte de nosotros.

jueves, 3 de noviembre de 2011

HISTORIA DE GRECIA (II): EL PERíODO ARCAICO



Suele ser un periodo olvidado en la historia de Grecia. Fundamentalmente porque tenemos pocos datos. Y sin embargo gran parte de lo que fue Grecia se formó en ese momento.
En el año 776 empezaron los juegos olímpicos.
En el siglo VIII a.C. nació la Odisea y la Ilíada, las dos obras fundacionales de la literatura griega.
En esos siglos se creó el alfabeto tomado de los fenicios.
Comenzaron las primeras colonizaciones en el mar Negro, en Sicilia y el sur de Italia y en el norte de África.



Apareció la moneda y el comercio comenzó a desarrollarse. Surgen colonias.
La polis clásica nace, esa ciudad-estado en la que podrá surgir siglos después la democracia.
Será también un periodo complejo.
Luchas sociales y políticas entre los aristócratas, herederos de los micénicos y de los dorios y de los campesinos y comerciantes que poco a poco empezarán a exigir derechos y justicia.
El espacio griego, escaso en recursos, y el crecimiento demográfico obligará a muchos a abandonar las tierrras griegas y buscar el futuro fuera de ellas, en el Mediterráneo, lo que explica todos los cambios antes mencionados.

Cambios políticos, sin duda. La oligarquía se tambalea, las leyes se ponen por escrito, las tiranías consolidan los nuevos cambios enfrentándose a los aristócratas. Y en algunos casos, llega la democracia. Ya estamos en el siglo V a. C. El período clásico, que en Atenas tendrá un nombre: Pericles.